SERVICIOS

Consulta privada y patologías GES de salud mental.
Consulta privada y patologías de salud mental.
Consulta privada y patologías GES de salud mental.
Enfocados en el proceso individual y en el desarrollo de habilidades específicas, en un espacio grupal de contención y respeto, con el objetivo de promover el desarrollo personal y bienestar psicológico.
Esta intervención es adecuada para parejas con diferencias y con dinámicas conflictivas entre sus miembros. Aquí se interviene tanto en las parejas al filo del rompimiento como también aquellas que aún presentando pocos problemas deseas renovar su relación.
El principal objetivo es el mejorar la capacidad de las relaciones entre sus miembros, optimizar la comunicación y facilitar el paso por las diferentes etapas del desarrollo de la familia. Etapas vitales de la vida como la llegada de los hijos, enfermedad o el fallecimiento de uno de sus miembros.
Aplicación de pruebas psicológicas y realización de informes; test de Rorschach, Tro, Cat-A, gráficas.
EJ : Capacidades cognitivas generales, funcionamiento intelectual, habilidades de lenguaje, aprendizaje y memoria.
Crianza y recursos para el ejercicio de la parentalidad.

UNIDADES DE INTERVENCIÓN

El TDAH es tema primordial en psiquiatría infanto juvenil, ya que constituye la causa más importante de fracaso escolar y de trastorno de la conducta en la infancia.  El TDAH es el trastorno psiquiátrico más común a nivel mundial en población pediátrica, cuya prevalencia estima en alrededor de 3% a 7% de la población escolar. Este trastorno posee tres grandes subtipos: con problemas de inatención, con predominancia de hiperactividad y el subtipo combinado. Los síntomas centrales para el diagnóstico de TDAH son la desatención, hiperactividad e impulsividad, los cuales deben estar presentes en todas las instancias; hogar, escuela, actividades sociales, etc.

La desatención lleva a que el niño frecuentemente cometa errores por descuido, que realice ciertas actividades sin reflexión aparente, presente dificultades para concluir una tarea y una tendencia a saltar de una actividad a otra. Las ordenes o instrucciones aunque comprendidas, no son seguidas cabalmente especialmente aquellas que incluyen varios pasos. El niño presenta dificultad para organizar tareas y actividades.  En etapa escolar temprana comienza a ser más relevante la inatención. Mantener un trabajo escolar sostenido en el tiempo hace más difícil para los niños con TDAH lo que puede llevar a bajo rendimiento escolar. En la adolescencia la hiperactividad es reemplazada por una sensación de inquietud interna, persistiendo la inatención e impulsividad. Cambios físicos y sociales que ocurren en la adolescencia temprana genera una presión adicional en los adolescentes con TDAH. Los problemas con identidad, independencia, aceptación social y apariencia física.

Esta Unidad tiene como objetivo entregar un tratamiento multimodal que considera una evaluación de diferentes dimensiones y ámbitos en lo que el paciente se desarrolla: individual, familiar, social y escolar.

Los niños/as y adolescentes con este diagnóstico pueden presentar problemas emocionales relevantes, pues sus sintomatologías han provocado rechazo en el ambiente, lo que ha repercutido en el desarrollo de autoestima y autoimagen, incluso algunos de ellos son víctimas de maltrato. En estos casos se hace necesario incluir al grupo familiar con el objetivo de lograr un adecuado desarrollo de las potencialidades del niño. En esta Unidad se ofrecen Psicoterapias Grupales para Niños/as y Adolescentes para la promoción de habilidades sociales y fortalecer la autoestima.

Desde la perspectiva de la clasificación categorial, se distinguen dos tipos de trastornos de conducta el Trastorno Oposicionista Desafiante y el Trastorno de Conducta Disocial.

En el espectro de los trastornos de expresión conductual es posible desplazarse desde las respuestas sanas de oposición lúdica, rabietas, trastornos adaptativos de expresión conductual, trastornos depresivos, trastorno por déficit atencional hiperactivo-impulsivo, trastorno oposicionista desafiante, trastorno de conducta o comportamiento antisocial en la niñez o en la adolescencia hasta socialización en un delito, personalidad antisocial y otros trastornos de la personalidad con rasgos antisociales. Estos trastornos han adquirido una mayor relevancia por su frecuencia, por el impacto que significan en el desarrollo del menor, por los factores biopsicosociales involucrados y en interacción, por la trascendencia en la vida personal.

El el Trastorno Oposicionista Desafiante (TOD) existe un patrón persistente de conducta marcadamente oposicionista, desafiante, desobediente provocativa, subversiva y hostil. Los pacientes con este diagnóstico a menudo encolarizan e incurren en pataletas, discuten con adultos y los desafían activamente, rehúsan a cumplir sus demandas, molestan deliberadamente a otras personas y a menudo acusan a otros de sus errores o mal comportamiento.

El Trastorno de la Conducta Disocial (TC) se caracteriza por un desenvolvimiento en el que considerando la etapa evolutiva, las normas y las reglas sociales son habitualmente transgredidas así como también son violados los derechos básicos de los otros. Los pacientes con este diagnóstico presentan una conducta repetitiva y persistente caracterizado por agresión a personas y animales, destrucción de la propiedad, robos o fraudes y violaciones graves de normas.

Los pacientes adolescentes o adultos con TC, pueden haber presentado un TOD durante la niñez temprana, y se plantea que a esta edad de inicio el trastorno puede ser más persistente y evolucionar hacia un trastorno de personalidad antisocial durante la etapa adulta.

Esta Unidad ofrece realizar un tratamiento con un diagnóstico y derivación temprana y oportuna. Dentro de este proceso se incluye el manejo de contingencias ambientales (reforzar las conductas socialmente deseables), entrenamiento con padres, entrenamiento con el paciente en habilidades socio cognitivas, uso de psicofármacos y terapia sistémica familiar.

La depresión unipolar –el más frecuente de los trastornos del ánimo- es la principal causa de discapacidad humana en la actualidad. Pese a su frecuencia, lamentablemente puede ser sobre o sub-diagnosticada, siendo confundida por médicos no especialistas con trastornos de la personalidad, reacciones adaptativas e incluso con cuadros médicos, lo que significa postergar tratamientos o equivocar indicaciones, con el consiguiente sufrimiento y riesgo personal, social y laboral. Los trastornos de ansiedad también generan problemas en su diagnóstico y tratamiento, pudiendo cronificarse esta patología que tiene una excelente evolución y pronóstico cuando se maneja como corresponde.

La Unidad de Trastornos del Ánimo y Ansiedad tiene como finalidad ofrecer un diagnóstico positivo y no por exclusión, realizar un  tratamiento individualizado  y multidisciplinario tendiente a alcanzar no sólo una respuesta y remisión sintomática –lo que se puede alcanzar con el modelo médico- sino que, gracias a estrategias psicoterapéuticas validadas, alcanzar la necesaria remisión funcional, que no es otra cosa que recuperar el funcionamiento personal, conyugal, familiar, social, laboral o académico que la enfermedad le ha privado a la persona.

Nuestros pacientes son informados de las opciones de tratamiento disponibles, de acuerdo al estado del arte, conociendo así los beneficios de la terapia biológica farmacológica, no farmacológica y de las psicoterapias con evidencia en estos cuadros.

Los desórdenes alimentarios, cuya prevalencia ha aumentado de forma alarmante en los últimos tiempos, pueden implicar un profundo sufrimiento físico, emocional y riesgos graves para la salud; interfiriendo negativamente en el desarrollo personal y social.

La Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria del ICNC ha sido creada con la finalidad de otorgar atención integral (manejo farmacológico, psicoterapéutico y nutricional) a pacientes portadores de trastornos alimentarios; tales como, anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, y otras patologías afines, ofreciendo un tratamiento individualizado y multidisciplinario.

Otras actividades de nuestra Unidad consisten en la prevención y difusión, mediante conferencias, cursos y seminarios dirigidos a profesionales; además de charlas y talleres orientados a estudiantes, padres y profesores, con el objetivo de prevenir y detectar precozmente el desarrollo de estas patologías.

La personalidad es la conjunción de todas las características psicológicas, moduladas por el ambiente y condicionadas por la biología, que conforman la manera de ser de la persona. Son rasgos emocionales y conductuales que caracterizan al sujeto en su vida diaria.

Los trastornos de la personalidad son formas de ser, que causan sufrimiento a quienes los padecen y su entorno. Son trastornos frecuentes, crónicos y muchas veces discapacitantes; con frecuencia se asocian a cuadros ansiosos, episodios depresivos reiterados o  crónicos, suicidalidad y deterioro de la salud física.

La Unidad de trastornos de personalidad tiene como objetivo el diagnóstico y tratamiento individualizado y multidimensional de los pacientes – tanto en lo farmacológico como en lo psicoterapéutico- a fin de mejorar su funcionamiento social, familiar, académico y/o laboral.

En ICNC encontrará un equipo multidisciplinario, con experiencia en estos trastornos, dispuesto tanto a diagnosticar y tratar al paciente con trastorno de personalidad, como a acoger y orientar a su familia.

El apego primario se establece en el último trimestre de embarazo y los dos primeros meses del recién nacido. Es en este período en el cual se establecen las bases biológicas del apego que continuarán desarrollándose con la vida, estableciendo un modo habitual de relacionarse con las personas, de procesar la información, de manejar los afectos y de relacionarse con el mundo.

En esta unidad se pretende asistir principalmente a las madres que se encuentran conflictuadas con su embarazo; embarazos no planificados, madres adolescentes, madres que presentan trastornos del ánimo o antecedentes de depresión post parto, con el objetivo de potenciar la relación madre hijo, sentando las bases para presentar un apego de tipo seguro o en su defecto, minimizar los efectos de una primera vinculación negativa. También se trabaja con padres que deseen adoptar un hijo para minimizar los efectos del abandono y potenciar la vinculación con los padres adoptivos.

La neuropsicología es la disciplina que estudia la relación existente entre el funcionamiento del cerebro y las facultades mentales humanas. Su desarrollo es muy importante para entender ciertas afecciones neurológicas (por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer y los accidentes cerebro vasculares), como también afecciones psiquiátricas (por ejemplo, trastorno afectivo bipolar y trastorno por déficit atencional). Entender y evaluar los tipos de memoria, pensamiento, atención, lenguaje, etc., es de suma importancia pues muchas de estas facultades suelen verse afectadas en incontables trastornos y enfermedades. Las evaluaciones neuropsicológicas ayudan enormemente en el quehacer clínico, permitiendo también potenciar el conocimiento que tengan los médicos y psicólogos acerca del paciente, guiándolos así a desarrollar un tratamiento más eficaz. En algunos casos, las evaluaciones neuropsicológicas son de importancia primordial. Por ejemplo, en la enfermedad de Alzheimer, las evaluaciones neuropsicológicas permiten detectar esta enfermedad en una fase temprana, lo cual es vital para su tratamiento y evolución favorable.

Sin embargo, la Unidad de Neuropsicología y Evaluación Psicológica no sólo pretende desarrollar la evaluación de funciones mentales de este tipo. También busca entregar servicios para evaluaciones de personalidad, aprendizaje e inteligencia, entre otras. Se hace uso de las pruebas psicológicas (neuropsicológicas, psicométricas y proyectivas) más confiables y validadas actualmente en el área de la psiquiatría, neurología y psicología.

CONTÁCTENOS

Para consultas o para pedir una hora en una de nuestras sedes, consulta nuestra página de contacto.